RECOMENDACIONES ANTES DE ELEGIR UNA FUNERARIA

Compare precios. Estas empresas están obligadas a exponer un cartel visible con toda la información relativa a sus tarifas, formas de pago y servicios ofertados. La consulta de los precios puede hacerse, además, llamando por teléfono a las funerarias.

Servicios sociales. En ausencia de familiares del difunto o falta de recursos económicos, los ayuntamientos ofrecen servicios funerarios gratuitos.

Presupuesto por escrito. Siempre que sea posible, lo acertado es solicitar con tiempo un presupuesto detallado y por escrito.

La letra pequeña. En el pago por los servicios funerarios se incluye el IVA, pero si engloba otros conceptos como suplidos (es decir, que los proporciona otra empresa), la funeraria no debe aplicar ese impuesto.

Total libertad. No está obligado a pactar todos los servicios con una misma funeraria aunque, en esos momentos delicados, suele resultar más cómodo. Incluso si el fallecido cuenta con un seguro de decesos, los familiares pueden optar por otra empresa de pompas fúnebres diferente a la que tenga ya concertada la aseguradora.

Calma y reflexión. Lo mejor en estos casos es, si procede, reunirse con el resto de familiares y decidir, tras haber estudiado con calma todas las posibilidades, cuál es la empresa que mejor se adapta a sus necesidades y condiciones económicas. Hablar con una persona que no esté afectada de manera directa por esta muerte puede ayudar a ver todo de una forma más objetiva. Una decisión acertada puede reducir el cuantioso gasto que supone el sepelio.

Cuidado con tácticas agresivas. No se deje llevar por los ofrecimientos que los comerciales de las empresas funerarias le hagan en el hospital en el mismo momento de la muerte de su ser querido. La falta de escrúpulos de algunos de estos “profesionales” puede hacer que llegue a acordar servicios de forma impulsiva, aunque no sea lo que necesita o desea.

Condiciones higiénicas. Exija siempre que los servicios que le ofrezcan cumplan las obligatorias medidas sanitarias y que el trato del personal de esa funeraria sea en todo momento adecuado y respetuoso, tal y como requiere el momento.

Inhumación. Si opta por enterrar al difunto, debe informarse bien del límite temporal de los alquileres de nichos y sepulturas en el caso de que, transcurrido el plazo, sea preciso abonar otra cantidad para que los restos de su familiar se sigan conservando en ese lugar.

Autopsia. Cuando se trata de una muerte no natural, este trámite médico no tiene coste alguno.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario